En mi ventana virtual…


  …estimados lectores , éste blog nace con la idea de aprovechar la necesidad que todos tenemos       de  expresarnos pero con el añadido de mostrar a sus lectores las inquietudes que me aparecen algunos días y que hasta hoy se evaporaban sin darle forma,  sin darles apenas una continuidad que me llevara a algún lugar o pensamiento útil y claro. Muchas veces cuesta entender porque hacemos una u otra cosa, también es un instrumento para conocerme mejor. Espero escribir mucho y muchas veces sin poner faltas de ortografía, o… al menos no ponerlas de forma involuntaria. Quizás me invente la palabra más larga del castellano como la que titula mi blog “nobelaconbdeburro”,…sin espacios que separen sus letras. Bienvenidos.

 

Categorías: Textos

¡¡Roooto!!


Roto estoy porque he estado en las nubes,

en la más alta de las cumbres. 

Roto sigo porque he estado en el cielo

y me dijeron que es mentira,

que lo he soñado, y que estoy malo.

Roto estoy porque he pisado un charco embarrado,

y me dijeron que es verdad,

que fui yo solo el que me lo he buscado.

Roto estoy porque estuve en los infiernos

al lado del diablo, al lado,  y dicen que es cierto,

que no me lo he inventado.

Roto estoy porque no encuentro aliados,

y a nadie ya le importa, nunca nadie me hará caso. 

Roto estoy porque maltratan mi esencia,

mis derechos humanos, y vuelvo a ser el único juzgado,

que soy un irresponsable por haberlo dejado,

que no hago caso, que vuelva sobre mis pasos

y que aprenda con el daño que me hacen todas las cuerdas,

esas putas correas que me atan.

Roto estaba hasta que cesaron las contenciones de mis emociones. 

Sigo roto para abolir cada una de esas camisas de fuerza,

que son más de mil verdugos quienes las justifican,

que ya no puedo hacerme cargo,

que soy yo el que me maltrato,

que aún no sé cuidarme a mis cuarenta y tantos,

porque peso demasiado,

 porque dejo mil trescientos efectos secundarios.


Que mi vida pasa acariciando un pastillero vacío y cómplice,

que vestido de cruces con luces verdes, no se imaginan ni soñando

cuantos beneficios más van a tener éste otro maldito año. 

Gracias a los rotos en los que me he visto reflejado,

que eran mi voz cuando estaba callado

porque estaba confuso y con miedo,

inseguro y sin los apoyos necesarios. 

Roto de camisas de fuerza de los estrellados, 

de los sin nombre identificados, de los sin risa.

Estoy roto como todos, por eso grito orgulloso.

¡¡¡Roooto!!!

Categorías: Textos Etiquetas: , , ,

Cuando me dé la palabra


Cuando la sin razón de la exclusión me dé la palabra, firmaré más treguas con los normales. Porque en verdad, yo seré tal cuál, sin barreras ni obstáculos que salvar, porque no existirá ninguna opresión a la que resistir. Porque ya no habrá nadie que nos enfrente, porque seré emoción pura sin contención.

Esta mañana no temo a nada porque nada más tengo ya que perder. Hoy éste cielo celebra otro duelo. En definitiva hoy es el día en que celebro una vida y un abrazo. Y así aprendí, que también soy cuando acaricio la mar, cuando quiero darme o cada vez que veo media luna rota en el reflejo de un portal. Siempre que guardo un instante de nunca jamás, rueda y se pierde por el fondo de un bolsillo, roto de tanto quejarme.

Renunció a resistir, no insistas porque hoy carece de sentido una victoria, porque aquí nadie sobrevive, que siempre el tiempo va el primero, y aunque no puedes correr más, lanzo mis brazos al cielo, brindo al alba mi vida, y me rindo a tu risa de nuevo. Papá te quiero.

Francisco García Barrera 24/03/2020


								
Categorías: Textos

Carta a mi padre. El Legado

29/04/2020 2 comentarios

Cuarenta días sin tocarte salvo a metro y medio si es que eso se puede, bastaron para consumir una vida entera, dedicada, como si por vocación fuera, a defender lo que te pertenece.

Tu manera de cuidarnos me sorprende cada día que pasamos juntos.

Tus ganas de continuar, aun cuando el reloj descuenta más rápido que de costumbre, los últimos suspiros de tus malheridos pulmones.

Tu delicado cuerpo y sus cientos de cicatrices, que hoy son orgullo para todas y todos los que tuvimos la oportunidad de conocerte.

Todo el aliento y fuerza que tu esposa, familia y amigos, hemos tenido el privilegio de darte estos últimos años, para no tirar la toalla antes de tiempo y permanecer en el ring, donde te defiendes como gato panza arriba, me conmueve y me satisface por completo.

Compruebas que no estás sólo. Esperas en la orilla y escuchas el silencio de las aguas mansas del lago, que refleja una luna llena de vida entera, dedicada a los que más te apreciamos. Mientras ese minutero, cansado y dolido de latir que es tu corazón, escucha con atención, como las aguas llegan moribundas a la playa, y dejan en la arena los últimos puntos de sutura pendientes de dar. Y más que nunca, nos sentimos dichosos de tantas lecciones de vida aprendidas junto a tí.

Escucho inofensivas olas de aguas dulces y frías, en una noche como ésta que brilla, de la que ahora, más que nunca, no me quiero olvidar.

Infinitas gracias, y gracias también a todas y todos los que estáis presentes hoy, y a los que os hubiera gustado pero que por algún motivo no habéis podido.

Termino, y no se me ocurre mejor final, que continuar con éste epitafio genial, que soñó papá una noche de tantas y que ahora leo tal cuál:

“Dame gominolas que gusanitos ya tengo”

Francisco García Martín

1942-2020

D.E.P

Francisco Gracía Barrera 16/4/2020
Categorías: Textos

Llorar


Llorar

 

El agua de tus ojos es el oro que regalas

Lágrimas que aclaran como el agua salada,

lagrimas que limpian cicatrices del alma.

Agua nieve que se convierte en escarcha

Agua clara que nos cuida hasta el alba. 

Gotas saladas que te hacen humana, 

tan verdadera como sola está la luna llena.

Gotas que rompen espejos, que son los reflejos

Frágiles gotas  que te acompañan.

 

Packito Julio 2019

Categorías: Textos

Ojalá


Ojalá…

…el poco peso que llevo en mi cartera. El vacío evidente de mis bolsillos, es mi alma rica que me acaricia y me enseña día a día, que no importa de dónde vengas. Al igual que es indiferente quién fue el primero, o cuanto más eres capaz de correr.

Sin embargo, lo verdadero y más valioso, después de varios años de lucha, es aprender a identificar cuando actúo según los valores que me hacen estar orgulloso, darme cuenta si estoy equivocado, y no perder esa luz que me guía para continuar, o quizás, parar a respirar, frente a cualquiera de los puntos cardinales de ésta contaminada y moribunda ciudad.

O bien, encontrar un destello en un ángulo muerto, que asegure que las fuerzas y ánimos de los que disponemos, son suficientes para no temer a nada, si la oscuridad de una noche loca, permite divisar ese desconocido Valle que hay más allá del bosque, en el mismo corazón de la sierra. Un refugio donde escuchar con la mano en el pecho, nuestros latidos, lentos, fuertes, frágiles, suaves, dulces o muertos de miedo, con sus benditas cicatrices secándose al sol.

Allí, nos damos cuenta, que ese minúsculo movimiento en la comisura de nuestros labios, nos hace cómplices y testigos a la vez, para compartir juntos la alegría de abandonarse. Aunque estemos por ello a veces desorientados, merece la pena, sin duda, olvidar dónde estamos esta vez, o simplemente, confundir el horizonte con otro largo y cansado atardecer.

Entonces, cojo mi bote de colores impaciente por la curiosidad, que navega a la deriva y sin rumbo, mar a dentro, donde la nube negra espera, justo en mitad de la tormenta.

Y ahora viene el chiste podrido y mal oliente, con el que se abrigan y divierten las malas compañías. Porque una vez menos, como el final de la cuenta atrás de Europe y porque el tiempo pasa para todos; tocaré el norte con mis dedos para dar sentido a mi vida, para ser aprendiz y merecerlo, permitirme enloquecer y ver todas esas estrellas que te acompañan. Al fin y al cabo, luces que te imaginan como una loca, que no quiere dejar de soñar, o una niña mayor que aprecia el silencio de una noche clara, que borracha delira mientras la vida, le regala una sonrisa antes que el sol, o esa canción, vuelvan despacio para cuidarnos en algún rincón donde el tiempo se derrite, mientras se graba en mi retina y se esfuma de mi memoria, algún mágico instante, que ya fue, o será, como siempre, hasta el infinito y más allá.

Packito Light Years;)) 13/7/2019

Categorías: Textos

Incomprensible


“Locura es lo que nunca ha ocurrido,

lo que está aún por venir.

Es mirar a la incertidumbre libre del miedo.

Locura es el porvenir.

Es lo que está por manifestarse,

lo que está aún por escribir,

una carta, un cuento

una canción.., mi sueño por cumplir.

Es como miran y quieren;

¿cómo es lo que sienten esos ojos verdes?

Es la ternura, de una aventura

intermitente, que brilla pendiente

en ésta milésima, que desnuda, se esfuma

entre los dedos, desde mis manos.

Al fin y al cabo,

tan loco o tan cuerdo,

a veces rey y otras villano,

peregrino sigo en el camino,

de lo imperfecto y de lo humano»

Paco García Barrera 19 Septiembre’17

Categorías: Textos

Refugio


«Trabajando lo colectivo nos sentimos mejor, nos refuerza y nos carga de energía. Intentamos habitar y facilitar espacios donde compartir y acompañarnos para encontrar juntos maneras de cuidarnos. Es un lugar para los altos y los bajitos, los recuperados de su particular experiencia y los más afectados, para los más razonables, los menos ortodoxos, para lo extraordinario y lo ordinario. Un espacio industrial, una nave espacial . Un lugar especial, para los valientes y los prudentes, los juiciosos, para los que perdidos buscan una razón. Para los que la sinrazón de la exclusión les anima a luchar. En definitiva…, un refugio donde encontrar la explicación a un delirio»

Paco García Barrera en Enero 2018

 

Categorías: Textos

-Un I dos-


 

naranjasycielo

Un I dos

 

“Ojalá…, al final nunca nada valga tanto

Ojalá simplemente, al final todo sea

explorar unidos el camino y conocernos

Juntos a nuestra manera

A mi naranja entera, mi compañera

A mi aliada del tiempo,

A mi suerte cerca, la presiento

a mi dulce muerte, cuando duermo

A mi vida inquieta, y al viento “

PaKo García Barrera el 23 Ago´17

 

Categorías: Textos

— Tampoco sé cómo —

29/12/2016 2 comentarios

 

Abriendo caminos, tendiendo puentes,
ando buscando palabras nuevas,
otras maneras de conocernos.
Otras frases que decir para improvisar la vida,
para mirar a la incertidumbre libre de miedo.

Amigo, pues sí, sucede lo que conviene
y sea lo que sea, 
nada será pasado un segundo.

Y es bonito también que la vida planee por nosotros,
que nos demos cuenta o se nos olvide.
Y entonces nos perdamos en un punto y aparte,
en un lugar nuevo donde no nos comprendemos.

 Pakito García Barrera 29/12/2016

 

img_20161229_080225-1

Categorías: Textos

Locura y cordura son igualmente buenas


Hay una canción de Fito y los Fitipaldis con la que a veces me identifico y dice:
“No hay más razón que un corazón siempre loco por vivir”

 

Considero la locura como parte esencial del ser humano y de la vida. Una parte de todos y cada uno de nosotros es locura. Ese lugar donde escapamos de lo establecido, lo cuadrado, geométrico y matemático. Un espacio para infinitas posibilidades y propuestas, lejos de lo científico. Ese punto donde descansamos, sin reglas, sin porqués. El lugar donde varamos los fines de semana después de cinco jornadas seguidas de trabajo, de principios, de normativas, de mirar el reloj porque no llegamos. Por fin, como una ballena desorientada, encallamos en aguas poco profundas.

 

garabato-loco1-514x317

Sé que es de perogrullo pero, no existiría la razón si no hubiese locura, al igual que no existiría día si no hubiese noche, o no existiría el ruido sin el silencio.

Siempre escuché que era la razón e inteligencia lo que distinguía al hombre del resto de las especies, pero también, y por qué no, al menos con la misma importancia que la razón, la capacidad emocional de nuestra especie también nos identifica. El corazón y los sentimientos son una parte sustancial que nos define. Sin ella seríamos máquinas, robots. Es más, quizás sea esta parte la que nos hace realmente más humanos. Llorar y reír son igualmente positivos para todos. El llanto permite eliminar adrenalina y noradrenalina (neurotransmisores que se segregan en exceso en situaciones de estrés).

El doctor William Frey de Saint Paul Ramsay Medical Center, en Minessota, afirma que tanto la risa como el llanto alivian tensiones, eliminan tristeza y llevan a una relación más honesta de la persona con los demás. También favorecen el conocimiento que tenemos de nosotros mismos y además, vemos con más claridad porque las penas obstaculizan el intelecto.

Pues sí, hay tristeza porque hay alegría, y viceversa, y ambas son igual de buenas. O.., ¿hay alguien que nos vigila y obliga siempre a estar contentos o ser siempre razonables?, como si fuera algo parecido al tan recurrido Gran Hermano de George Orwell.

Posiblemente sea imposible explicar o dar un sentido a la locura desde la razón. La locura es eso, locura, falta de razón. Para mí no nos ayuda el hecho de intentar categorizar perfiles en palabros de límites confusos, como esquizo-afectivo, esquizofrénico, bipolar (anteriormente maniacodepresivo),… es un contratiempo del que debo escapar. Quizás lo más difícil de todo sea no creerme lo que la mayoría cree que significan esos conceptos. Estos sí que tienen una carga muy negativa.

Respeto que te ofenda si un amigo te llama loco aunque sea desde el cariño o el aprecio pero, ¿te ofendería si no tuvieras ningún diagnóstico de éste tipo a tus espaldas?, ¿quién está marcando ahora la diferencia? Quizás me equivoque, pero ¿no estamos intentando entre todos eliminar esas líneas que dificultan crecer como individuo al margen de los problemas emocionales? Realmente es complejo, pero facilita mucho si se actúa con tolerancia y respeto.

Finalmente, la imagen que acompañará al texto es un garabato loco, un trazo sin razón o porqué, sin esquinas ni lados iguales, no es un cuadrado, ni un trapecio, ni una circunferencia. Es un garabato loco para mí igualmente válido, que como dice la canción “no hay más razón que un corazón siempre loco por vivir”

Categorías: Textos
A %d blogueros les gusta esto: